Entrenar el cuerpo mejorará tu salud y estado físico, pero entrenar la mente siempre te llevará a más y te ayudará a actuar de forma correcta en situaciones de estrés como lo son las lesiones.

Seas un atleta de alto rendimiento, practiques deporte para mantenerte sano, o seas uno de esos comunes deportistas de fin de semana, las lesiones deportivas son una posibilidad que debes tener presente siempre. Por esta razón, reunimos para ti todo lo que debes saber para tratar las lesiones deportivas con frío o calor.

Tratamiento de lesiones deportivas con frío o calor

Si has sufrido una lesión deportiva, posiblemente conozcas el termino RICE, (Rest, Ice, Compression and Elevation). Es la recomendación más popular para tratar las lesiones deportivas. Se basa en tratar las lesiones con frío o calor (O una combinación de ambos) dependiendo del tiempo que haya pasado desde el daño.

Las lesiones que mejor responden a este tratamiento son las siguientes:

  • Esguinces articulares.
  • Tendinitis.
  • Fracturas por estrés.
  • Lesión por movimientos repetitivos.
  • Síndrome de Estrés medial de la tibia.
  • Dolor de espalda baja.
  • Tensión muscular.
  • Dolores agudos por artritis.
  • Síndrome de la rodilla del corredor
  • Lesiones en el tobillo.
  • Lesión del manguito rotador.
  • Dolor en los músculos de inicio tardío (agujetas).
  • Síndrome patelofemoral.

Las 2 fases de las lesiones deportivas

La mayor parte de lesiones deportivas tienen dos fases diferentes: la fase inicial o aguda y la fase de recuperación (También conocida como fase de reparación o fase crónica).

Durante la fase aguda, que va desde las 24 a 48 horas luego de la lesión, se experimenta un dolor agudo seguido de la hinchazón. El cuerpo reduce la presión sobre la parte afectada, obligando al cuerpo a protegerse a sí mismo de daños más graves.

El proceso o fase de recuperación de la lesión deportiva puede durar desde unos días hasta algunas semanas. Durante esta fase se reduce el rango de movimiento del área afectada e inflamación continua con dolor en los tejidos. Si la lesión es en alguna extremidad inferior, será difícil apoyar cualquier cantidad de peso en la misma.

Tratamiento de lesiones en fase aguda con frío

La clave para tratar lesiones deportivas es actuar con rapidez: mientras más pronto se trate, más rápida es la recuperación. Aplicar las compresas antes de las primeras 48 horas es lo ideal.

Entre las compresas frías que puedes utilizar están las envolturas frías comerciales, tazas de hielo, paquetes de gel reutilizables, baños y masajes de hielo y bolsas de congelación llenas de cubitos de hielos.

¿Cómo tratar las lesiones deportivas con hielo?

  • Se comienza envolviendo la compresa fría alrededor del área lesionada y luego se levanta la parte del cuerpo afectada. Con las lesiones menores y pequeñas se puede aplicar directamente sobre la piel.
  • En la mayoría de casos, debe evitarse aplicar cualquier tipo de compresa directamente sobre la parte afectada, en su lugar se envuelven en vendas o en una toalla para evitar quemaduras por congelación o hipotermia tisular.
  • Las compresas deben aplicarse al menos 20 minutos por sesión, de tres a cinco veces al día.
  • Evita siempre el tratamiento de lesiones deportivas con frío en personas artríticas ya que el dolor causado por la enfermedad puede aumentar. Si bien el frío puede ser un enfoque seguro para el tratamiento del dolor, no está exento de riesgos.

Tratamiento de lesiones en fase de recuperación

Después de 48 horas desde la lesión, cambia las compresas frías a aplicaciones de calor. Estas van desde las variaciones de calor, seco y húmedo y puedes aplicarlas usando:

  • Paquetes de gel caliente.
  • Botellas de agua caliente.
  • Almohadillas térmicas.
  • Envolturas térmicas comerciales.
  • Saunas y jacuzzis.
  • Baños de parafina.

Los tratamientos van desde el general al local. La terapia local de calor, por ejemplo, es efectiva en daños más pequeños como una lesión en la rodilla. Por el contrario, en lesiones grades o para la rigidez de hombros y caderas, verás mejores resultados si se exponen a saunas e inmersión en aguas calientes.

Los efectos del calor húmedo para lesiones deportivas duran alrededor de dos horas, mientras que los del calor seco dura más de ocho horas.

Tratamiento de lesiones con terapia de contraste

Algo relacionado con la terapia de frío y calor es la terapia de contraste; alternando entre aplicaciones de frío y calor durante una sola sesión terapéutica. No obstante, aunque la terapia de contraste se ha utilizado durante miles de años, todavía es algo controvertido.

Esta terapia es principalmente usada por atletas de alto impacto con la idea de que puede ayudarles en el proceso de recuperación. La razón es que se dice que el calor y el frío ”ejercitan” los músculos lesionados sin pasar por el dolor que produce mover el lugar de la lesión. También emplea un método conocido en electroestimulación llamado ”la puerta del dolor” que se trata de enviar señales de distracción al cerebro para reducir el dolor.

Cómo hacer de la terapia de contraste

La terapia es aplicada por especialistas y entrenadores atléticos certificados e incluye seis periodos de tiempos alternando entre el frío y el calor:

  • 2 minutos de calefacción (cómodamente caliente)
  • 1 minuto de enfriamiento (frío, no frío)
  • 2 minutos de calentamiento (más caliente)
  • 1 minuto de enfriamiento (más frío)
  • 2 minutos de calentamiento (Tan caliente como puedas manejar)
  • 1 minuto de enfriamiento (según el frío que puedas manejar)

¿Cuándo evitar las terapias de frío o calor?

Si tienes dermatitis, piel rasgada, diabetes, esclerosis múltiple, síndrome de Raynaud, una herida abierta, enfermedad vascular periférica, áreas con radioterapia reciente o deterioro cognitivo severo, no deberías utilizar esta terapia. Tampoco puedes si tienes antecedentes de enfermedad cardíaca, estás embarazada o sufres de hipertensión.

¿Cuándo ir al doctor ante una lesión deportiva?

Muchas de las lesiones deportivas pueden tratarse desde casa sin ningún problema; sin embargo, existen excepciones en las que se recomienda buscar ayuda médica lo antes posible.

Estas son algunas de las lesiones y síntomas ante los cuales debes ir al doctor:

  • Hormigueo o parálisis en la zona afectada
  • Huesos deformados y/o rotos
  • Desorientación mental y confusión
  • Inflamación severa de las articulaciones y dolor
  • Respiración y pulso irregular

Si experimentas uno o más de estos síntomas, llama o acude a emergencias de inmediato. Si al pasar los días (después de ir al médico) el dolor continua, visita a un especialista.

Conclusión

  • Las lesiones deportivas son una posibilidad para toda persona que practique alguna actividad física .
  • Tratarlas con frío o calor puede beneficiarte siempre que seas cuidadoso. No debes abusar ni ser imprudente abusando de ninguno de los tratamientos.
  • Si tienes complicaciones o dudas, acude al doctor.

Referencias

  • Allen, R. Smith. Heat or Ice: Which Is Better for Your Workout Injuries. Para Livestrong [Revisado en enero del 2019].

Fuente: entrenamiento.com